Por Martín G.

Su nombre completo es Camila Juliana Scattarética, artísticamente conocida como Misha Waters (por admiración al gran bailarín Misha Gabriel, y al ex líder de Pink Floyd, Roger Waters). Estudió Piano en el Conservatorio Nacional López Buchardo.

En el año 2008, creó un tributo a Michael Jackson al que denominó “Who’s Bad”, y realizó presentaciones en varios teatros, boliches, fiestas privadas y programas de TV. Misha es muy fanática del Rey del Pop desde los 8 años de edad.

A mediados de 2009, Misha comenzó tomar clases de Danza Clásica y Jazz para perfeccionarse en el Estudio Cambreé, donde más adelante su profesora le permitió dar clases de danza.

Paralelamente, ha creado un Tributo a Lady Gaga, el primero en la Argentina. Su debut fue llevado a cabo en Folies Club el 21 de agosto de 2010. Conoció a Lady Gaga mediante una nota que le leyó una amiga, en la cual contaba su historia desde sus comienzos, y Misha se sintió muy identificada. Organizó el primer Flashmob de Lady Gaga en Argentina, el cual se realizó el 10 de noviembre de 2012, en el Obelisco. 

Al siguiente año, realizó un segundo Flashmob que se llevó a cabo en el mismo lugar. Fue visto por la mismísima Lady Gaga a través de su red social “littlemonsters.com”.

Y en 2013, Misha organizó el tercer flashmob celebrando el lanzamiento del álbum de Lady Gaga, “Artpop”. Los tres flashmobs fueron un éxito, ya que decenas de fanáticos se reunieron a ensayar los fines de semana junto a Misha, quien les enseñaba las coregrafías, con el propósito de que se conozcan entre ellos y establezcan amistades, compartiendo algo en común, la gran admiración hacia Lady Gaga.

¿Recordas cuándo fue la primera vez que escuchaste oír de Lady Gaga? ¿Cómo siguió tu fanatismo? La primera vez que escuché a hablar de Lady Gaga fue a través de una revista, en la cual decía que ella tenía una conexión muy especial con sus fans a través de Twitter. Eso me llamó mucho la atención porque, en aquel entonces (año 2010), los artistas no se relacionaban con sus fans. Ella fue una de las primeras en hacerlo. A partir de ahí, me puse a investigar su música y a los dos meses ya le estaba haciendo tributo.

¿Qué es lo que más te gusta de imitar a Gaga? ¿Qué es lo que te representa mayor dificultad? Lo que más me gusta de rendirle homenaje es que, no solo recreamos las mismas coreografías sino que también el mismo vestuario. Me encanta preparar toda la producción, la puesta en escena. Me gusta que mis shows sean atractivos visualmente. Lo que me representa mayor dificultad es la caracterización, maquillaje y pelucas, ya que tengo que realizar un importante trabajo para verme parecida a ella. 

Fuiste reconocida por Lady Gaga a través de su red social (www.littlemonsters.com)¿Cómo fue tu primer sensación al enterarte? Recuerdo que me llamó uno de mis bailarines por teléfono diciendo que Lady Gaga había posteado en su red social una publicación en la que me presentaba como su imitadora en Argentina, acompañada por una linda descripción de mi trabajo y algunos links de mis videos. Sinceramente, no lo podía creer, me puse a llorar de la emoción. Y creo que no hay recompensa más grande para un imitador que ser reconocido por su artista favorito.

En el prime time de la televisión, había un programa en el que iban imitadores de distintos artistas, los cuales muchos se destacaban por su parecido, tanto físico como musical, y otros usaban la imitación a modo de humor. ¿Cómo percibís el modo en que se valora en nuestro país al artista que trabaja de imitador? Yo creo que en nuestro país se valora el trabajo de imitador, ya que en la TV siempre hay convocatorias de artistas tributo y nos dan la posibilidad de exhibir nuestro arte. Algunos programas lo toman con respeto y otros no tanto. 

Por último, ¿cuáles son tus proyectos a futuro? Me gustaría formarme como cantante y hacer covers de los 80’s y 90’s en un futuro.